miércoles, 13 de octubre de 2010

Alejandro Rodera, 2º ESO.

En la oscuridad de mi cuarto, me imagino a mí mismo flotando en el espacio ¡Cómo me gustaría ser astronauta algún día! Ya sé que es muy complicado y que muy pocos lo consiguen pero, nada es imposible si lo deseas con muchas ganas y fuerza.

Muchos me preguntan por qué un chico adolescente como yo quiere ser algo tan difícil. Yo les contesto “y por qué no”, nunca habéis pensado en flotar en el espacio, en lo emocionante que sería como poco a poco te vas alejando del suelo, la adrenalina de atravesar la atmósfera, de llegar a la Luna y de poner tu huella ¿O es más divertido estar todo el día pegado al ordenador o a unas fotocopias trabajando todo el día y haciéndole la pelota a tu jefe?¿No es más emocionante llegar a la Luna, cómo será ...? La gente también me dice que es arriesgado y peligroso pero, cuando una cosa te gusta hay que arriesgar muchas cosas por ella, incluso, a veces, tu vida.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada